Dolor ciático o ciática.  Que y como se cura

La ciática, o ciática, es un dolor que resulta de la inflamación del nervio ciático. El nervio ciático es el nervio más largo y grueso del cuerpo y es parte del sistema nervioso periférico. Proviene de raíces nerviosas que emergen de la columna lumbosacra y viajan por la parte posterior de la espalda bajando por la pierna, desde las nalgas hasta la rodilla, donde se ramifica y produce otros nervios de menor calibre.

El dolor con una sensación punzante u hormigueo puede ocurrir en cualquier área de su recorrido. El dolor ciático se caracteriza por ser intenso. Por lo general, se presenta en la zona lumbar inferior y puede irradiarse a las nalgas, las caderas, las piernas e incluso los tobillos y los dedos de los pies.

Las causas más comunes son la presencia de una hernia de disco o compresión debido al estrechamiento del canal espinal o pellizco de los músculos glúteos, el síndrome piramidal.

Las personas con ciática deben consultar a un médico si el dolor empeora al sentarse o si persiste sin cambiar de posición, lo que dificulta el estar de pie o caminar y el dolor empeora al toser, estornudar o doblar el pie o la rodilla.

Los síntomas más graves son debilidad o entumecimiento de los músculos o dificultad para movilizar la pierna o el pie.

Es muy importante realizar una valoración integral para poder identificar la causa del dolor y orientar el tratamiento adecuado. La mayoría de los casos dan paso al tratamiento con medidas no intervencionistas llamadas higiene espinal, que consiste en cambios de estilo de vida y una postura inadecuada tanto en la vida diaria como en el trabajo.

El plan de tratamiento debe ser un enfoque global que incluya estiramiento, relajación muscular y otras técnicas, entre otras.

Si los pacientes realizan regularmente programas de rehabilitación que incluyen ejercicio aeróbico, estiramiento y posterior fortalecimiento, tienen un mayor porcentaje de recuperación, reducen el dolor y así previenen las recaídas.

A su vez, los estiramientos recomendados para aliviar el dolor están diseñados para relajar los músculos que causan dolor cuando están inflexibles y tensos.

Es muy importante recordar que las manifestaciones de la ciática no se correlacionan con su gravedad ni con sus causas, por lo que en pacientes con mínima lesión puede haber casos de gran intensidad de dolor, y viceversa.

Muchos atletas de diversas disciplinas han terminado sus carreras debido a problemas de columna que comienzan con dolor lumbar. Por lo tanto, esta cuestión no debe tomarse a la ligera. Es necesario identificar la causa para corregirla lo mejor posible.

Es mejor prevenir